Equipos de Monitores (III parte) [con mesa independiente]

En la primera sección hablamos de los sistemas de monitores, por qué son útiles, cómo configurarlos, formas de conexionado, trucos, etc. pero sobre todo nos centramos en la configuración “hacer monitores desde afuera”, es decir desde la misma mesa de mezclas. En esta segunda sección hablaremos del cómo y porqué de los sistemas de monitores con mesa independiente, o sea, la mesa de monitores junto con racks de potencia para los monitores, con su técnico de monitores, sus ecualizadores de monitores, sus efectos de monitores, en fin, todo lo necesario.

[Editado de fuente: Marcos Días para Música y tecnología]

Vocabulario para sistemas de monitores con mesa propia

CUE: aparece en algunas mesas de monitores, es la pre escucha para poder saber qué señal está entrando en mesa, a menudo se le denomina PFL.bafle-activo-biamplificado-rcf-art715amk2-fabricado-italia-21560-MLA20211957004_122014-O

MONITOR OUT o CUE OUT: salida de señal, nivel línea, para poder conectar a una etapa de potencia y permitir conectar una cuña para el técnico de monitores.

CUÑA: monitor normalmente en forma trapezoidal diseñado para ser colocado en el suelo, normalmente en el 
escenario, para que su radiación o campo de acción ataquen directamente al músico situado delante.

SIDEFILL: sistema que se instala en la boca de escenario, mirando hacia el interior del mismo, hacia los músicos, para evitar el rebote trasero producido por la PA creando una pared sónica que separa un sonido de otro. Sistema muy socorrido para grupos difíciles por su potencia.

DRUMFILL: el monitor del batería, aunque a veces se le ponga una cuña, el drumfill se caracteriza por una combinación poderosa de graves y agudos para reproducir sin fatiga toda la gama espectral de la batería.

RACK DE MONITORES: conjunto de etapas de potencia dedicadas a alimentar los monitores, drumfills, etc., totalmente independiente de los racks de PA.

MESA DE MONITORES: mesa de mezclas con características propias, suele tener tantos grupos como envíos, aunque deberíamos decir masters; su morfología es sencilla aunque luego cada fabricante lo complica a su manera.

RACK DE EQ: conjunto de ecualizadores gráficos para poder corregir la respuesta de los monitores. Normalmente su misión debería limitarse a eliminar aquellas frecuencias que producen el acople, compensando luego las demás frecuencias.

ACOPLE: realimentación producida por la amplificación de una frecuencia de resonancia. Se puede producir por exceso de potencia, por mala colocación de los monitores, por mala elección del micro, porque el técnico fuerza demasiado el equipo, porque el músico acerca demasiado el micro, etc., etc.

EQ PARAMETRICOS: pueden ser tan útiles como inútiles, todo dependerá del tipo de paramétrico y de quién lo maneje. Algunas mesas de monitores van equipadas con una sección paramétrica en los masters de salida.

SPLITTER: es la caja de escenario. Debe disponer de dos conectores multifilares, uno para la manguera que va (o viene según se mire) hacia (desde) la mesa de fuera; el otro conector es para el pulpo de monitores. El splitter ideal debería ser activo, es decir con una entrada y, al menos, dos salidas aisladas cada una con su propio transformador, para evitar zumbidos, etc. Como esta solución es cara, las distintas compañías optan por hacer una caja con dos salidas en paralelo, simplemente soldando dos hilos a cada entrada, eso sí, al menos tienen la delicadeza de unir todas las masas para que al menos entre la mesa de afuera, la de monitores y la malla de la manguera se produzca un buen apantallamiento. Luego el previo de cada una de las mesas se encargará de la impedancia, la fase, el aislamiento, etc.k20c30-750x750

PULPO DE MONITORES: parte fundamental, se encarga de llevar las señales que entran en la caja hacia la mesade monitores. En un extremo tiene un multiconector y en el otro un montón de conectores tipo canon. Si la compañía de PA hacen las cosas bien, debería tener el mismo código de conexionado para la manguera de afuera, para evitar así follones de fases y zumbidos y por aquello de las compatibilidades.

¿PORQUÉ DOS MESAS?

porque dos mesas
Si la configuración de la primera parte requería que el técnico pusiera un poco más de cariño a la hora de hacer la mezcla, puesto que los niveles de entrada y sobre todo las ecualizaciones servían tanto para la mezcla que se escuchaba por la PA, como para la mezcla de monitores, la que oye el grupo; ahora vamos a descargar de esta doble tarea al técnico de afuera y vamos a hacer aparecer en escena, la figura del otro técnico: el de monitores.

Este personaje estará al frente de otro equipo de mezclas totalmente independiente, contando para esta labor con una mesa con características especiales, que comentaremos en breve. La respuesta al porqué de dos mesas es sencilla: así cada uno puede trabajar para conseguir que el público escuche al grupo con todo su potencial, por un lado, y que el grupo este totalmente cómodo en el escenario, por el otro. Luego también matizaremos acerca de los volúmenes.

Haciendo un poco de memoria, decíamos que los monitores desde afuera se realizaban a partir de la mezcla hecha sobre el bus de auxiliares. Como las mesas comunes de exteriores disponen de 6 auxiliares con un complicado sistema pre/post fader, aunque podemos encontrar mesas de elevadas prestaciones con hasta 16 envíos, resulta difícil contentar a todo el grupo a partir de dos, máximo tres, mezclas independientes. Ahora, al disponer de una mesa exclusivamente para esta labor, el tema se simplifica.

La morfología de una mesa de monitores común es la siguiente, en líneas generales:

Deberá disponer como mínimo de 16 canales. El número ideal son 24.

Deberá disponer de un buen previo de entrada de señal micro/línea, ideal con pad o atenuador de 20dB.

Debería disponer de una sección de ecualización con al menos 1 paramétrico para la zona media del espectro, por canal.

Deberá disponer de al menos 6 grupos de salida. El número ideal son 8.

Deberá disponer de un buen sistema de escucha, para que el técnico sepa lo que hace.

Deberá disponer, complementando al anterior, de un buen sistema de lectura PFL para ver los niveles de entrada y salida. Entrada de señal por canal, y salida de señal hacia monitor.

Deberá disponer de puntos de inserción en los grupos de salida para los ecualizadores, ¡imprescindible!.

Estos serían los requerimientos básicos del sistema. A la hora de la verdad son fácilmente superados por la mayoría de fabricantes, existiendo modelos de todos los precios y tamaños.

Para no meternos en el terreno de si la compañía de alquiler ha metido una mesa de exteriores en monitores, o si hay o no EQ, o si el técnico tiene una técnica desastrosa, o si las cuñas no tiran, o si hay un zumbido en el escenario, etc., etc., centraremos esta segunda parte en un equipo medio centrado en una mesa de monitores de 24 canales, con 8 envíos, un rack de ecualizadores con 8 EQ gráficos, un cableado adecuado, un rack de potencia con 5 etapas, 8 cuñas, un drumfill y dos sidefill, y como equipo auxiliar una reverberación y un compresor.

MONTANDO Y DESMONTANDO

El equipo de monitores debe montarse en un lateral del escenario, más atrás o más adelante, pero en un lateral, permitiendo así al técnico una visión perfecta del escenario y por tanto de los músicos. El lugar ideal sería en el mismo lado donde estará la acometida de tensión de todo el equipo o bien donde estará la caja de escenario. Perfecto si se cumplen las dos premisas. En caso contrario preferible estar siempre al lado de la acometida. Puesto que la caja puede estar en el centro del escenario y conectarnos a él por medio de una manguera.

El equipo básico de monitores, que debe ser repasado por el técnico, consta de:

Mesa de monitores: no te olvides la fuente de alimentación, si es externa, y repasa que incluya el cable de conexión a red y la manguera de conexión a la mesa.

Rack de monitores, el cable de red…. Rack de ecualizadores, el cable de red, los cables para insertarlos en la mesa, los cables (agrupados a modo de manguera) que llevan la señal hacia las etapas, la lamparita para ver….

Los monitores: que haya un número suficiente para el show que vamos a hacer; si van en flight case, lo mismo. Con ello incluyo drum fill, cables de carga para conectar los monitores a la etapa.

Si deben montarse sidefills entonces deberá haber un rack con un filtro activo o procesador para gobernar las vías correspondientes. A no ser que utilicemos un sistema autoamplificado, tenemos prohibido terminantemente llevar al show sistemas con filtro pasivo. Debido a la calidad de reproducción la verdad es que no aportan nada al contrario. Si sobran es mejor llevarse dos columnas del mismo sistema que el utilizado para la PA, un simple procesador o un crossover sencillo actuarán correctamente.

El pulpo de monitores o el “rulo” con la manguera correspondiente.

El responsable de que todo esto haya sido cargado y este presente es el técnico de monitores, que a partir del momento de poner el equipo sobre el escenario queda distinguido como responsable del escenario o “stage manager” a no ser que ya hubiese uno. Su labor será la de tomar la corriente, disponer el equipo por el escenario, hacer el diseño de envíos, coordinar a los pipas o auxiliares, cerciorarse de que todo funciona, comprobar las alas para la PA, excusarse por no haber traído las tarimas del batería…  poner orden a la hora de las pruebas, en fin, hacer de puente entre el músico y el técnico de afuera, entre el músico y el equipo de monitores. Este debería ser su trabajo específico.

Hablemos un poco de la mesa de monitores. Ya hemos dicho que a simple vista es una mesa de mezclas normal y corriente, la gran diferencia es su morfología para conseguir lo mismo: gobernar las señales.

La sección de un canal es: Previo de entrada, con selector micro/línea, un atenuador o pad de 20 o 30 dB, un interruptor para activar la alimentación phantom de 48 V (ojo, pactar con el técnico de PA para decidir quién da la phantom; no es recomendable dar phantom desde dos puntos al mismo tiempo, recuerden que todo está en paralelo).

¿En paralelo? Sí, cuando conectamos un micro a la caja, su señal va hacia la mesa de exteriores por el canal correspondiente, como el micro tiene su propio transformador de salida y la mesa tiene otro a la entrada se mantiene la señal balanceada. Al trabajar con una mesa de monitores en paralelo, es decir, físicamente recibe la misma señal puesto que esta soldado así, electrónicamente también puesto que al haber otro transformador a la entrada de la mesa de monitores se mantiene el tema impedancias, etc. equilibrado; por todo ello, si mandamos 48V desde dos puntos al mismo tiempo, puede haber catástrofes irremediables. Por regla general deberemos comprobar antes de poner en marcha la mesa de que el interruptor de la phantom esté en OFF.

Sigamos. La sección de ecualización debería ser completa pero sencilla. Por regla general cuanto menos ecualizado, es decir, cuanto más natural suene todo, mejor. Si bien la mezcla de afuera agradece que un instrumento sea realzado según las características del equipo, hay que tener en cuenta que los monitores suelen ser sistemas pasivos de dos vías con, habitualmente, un 15″ en graves trabajando hasta 1200 Hz, donde toma el relevo un estridente motor de 2″ con una lente pensada para lanzar, no para dispersar, y que por tanto siempre será más bien chillona. La recomendación es siempre escuchar el canal correspondiente por la cuña de referencia, luego enviar esa señal hacia el grupo correspondiente y volver a monitorizar escuchando por la salida del grupo, como los ecualizadores gráficos estarán insertados, podremos escuchar su acción. En este punto es donde comprobaremos, puesto que escuchamos lo mismo que el músico, si vale la pena retocar. Personalmente me gusta empezar por tocar el EQ gráfico un poco para colorear la cuña, subir hasta el máximo nivel hasta oír el acople, eliminar entonces la frecuencia maldita, bajar hasta un nivel de trabajo y empezar a partir de ahí.

En monitores hay que ser práctico y rápido, por tanto cuanto más sencillo sea todo mejor controlado estará. La reglamesa es suprimir al máximo los pasos intermedios. Aunque sí es verdad que tendremos que tener un poco de juego en el kit de batería, las percusiones, sección de vientos, las voces… pero siempre pensando en el medio donde se está reproduciendo la señal. No sirve de nada un bombo con cuerpo si luego nos va a producir una pelota de graves en todo el escenario; mejor quitar siempre que añadir. Hay que conseguir que cada instrumento salga limpio, destacado, se trata de ir colocando las fuentes una al lado de la otra, no amontonarlas, porque entonces aparece el sonido sucio, te empezarán a decir cosas como “suena alto pero sucio”, “quítame esto o aquello”, “súbeme más”. Cuanto más plano este el EQ de canal de mesa, más salida real tendrá la señal y por tanto más dinámica de nivel de trabajo obtendremos. En cualquier caso, en el último instante un toque al canal de mesa para eliminar una frecuencia comprometida, más que nada para que el ecualizador gráfico no tenga una curva como una montaña rusa, nos sacará de más de un apuro.

Junto a la sección de EQ del canal suele haber, sobre todo a partir de modelos de gama media, un práctico filtro pasa altos que servirá para eliminar frecuencias graves que, en el escenario, solo hacen que molestar.

Segundo tema a tener en mente a propósito de la pelota de graves. Pensemos que si tenemos en PA 8000 W y el grupo nos ocupa unos 16 canales, resultará que si tenemos las etapas de monitores amplificando un grave imponente, recuerden que nos hemos llevado 5 etapas, a un promedio de 300 w por canal y hay 10 canales de etapa igual a 3000 watios recogidos en parte por esos 16 micros, por tanto el técnico de afuera va a tener que exprimir sus 8000 watios de PA para destacar la mezcla de grupo; el resultado final cuando llevamos los equipos a estos extremos siempre es un desastre. El que debe controlar primero es el técnico de monitores para entregar una señal limpia; el de fuera irá a remolque aunque parezca todo lo contrario. Si el de afuera va mucho en potencia, entonces iremos subiendo nosotros, ideal para ello el juego que dan los side fills.

Si no tenemos filtro pasa altos, directamente eliminaremos del EQ gráfico todas las frecuencias por debajo de 80 Hz.

Después de la sección de EQ de cada canal, entramos en la sección de envíos. Como hemos hablado de una mesa de 8 envíos, tendremos ocho potenciómetros para regular la señal a enviar hacia los 8 masters de salida. Si recuerdan el primer capítulo, cuando hablábamos de los buses de auxiliares, hablábamos de salidas de señal independientes de las salidas lógicas de grupo o máster. Pues bien, en la mesa de monitores solo disponemos de estos buses que van directamente hacia los masters; es como si tuviéramos tantos masters como grupos tenga la mesa.

Algunos modelos no disponen ni siquiera de faders deslizantes. Si lo tuvieran, no nos debe asustar; sencillamente colocaremos todos los potenciómetros para que sean pre fader, ajustaremos el fader sobre los 0 dB, y punto. El fader puede servir si queremos controlar el nivel de señal de un canal de forma global para todos los grupos a los que ese mismo canal está siendo enviado.

Pongamos un ejemplo: Imaginemos que estamos mezclando un grupo formado por batería, bajo, guitarra 1, guitarra 2, voz principal y 2 coros. Debido a mil razones, la mezcla que desea el grupo para monitores implica que uno de los dos guitarras, cuando hace los solos, debe salir por sidefills, por su cuña y por la del otro guitarra. Al ser tres envíos, es difícil llegar a tiempo girando tres potenciómetros con solo dos manos; por lo tanto, usaremos el fader. Ajustamos los envíos del canal de ese guitarrista con el fader a -3 dB, por citar un nivel, y en el momento del solo subiremos el fader; automáticamente subirá la proporción del nivel en cada uno de los envíos asignados. Resultado: show tranquilo.

Pero, ¿y si la mesa que utilizamos no tiene faders por canal? Entonces, la solución más elegante es doblar la señal del guitarra en cuestión; ideal si el ampli o cabezal disponen de una salida de línea o tipo DI. Colocar esta segunda señal en el canal de la mesa de monitores contiguo al original, ajustar niveles de salida. A la hora del solo podemos hacer dos cosas: la primera abrir el mute de este segundo canal, la segunda es mantener el gain de este canal a -20 dB o a cero, y en el momento del solo subir esta ganancia, como si fuera un fader hasta el nivel general adecuado. Ideal tener el PFL del grupo de salida activado para monitorizar la subida de niveles. La primera opción no es muy recomendable porque significará que cada vez que entre el solo habrá un salto o subida de nivel muy brusco y la verdad no es muy agradable escuchar las cosas como si fueran un interruptor.

stage

Para finalizar la descripción de un canal de la mesa, tanto si tiene fader deslizante como si no lo tiene, solo nos queda hablar del sistema de pre escucha y de los mutes.

El sistema de pre escucha en una mesa de monitores permite varias cosas: ver el nivel de entrada a canal, ver el nivel de salida de grupo y, paralelamente, escuchar ambos, es decir, el instrumento aislado respecto a los demás y la mezcla de señales que estamos mandando a un grupo en concreto. Para ello todas las mesas de monitores disponen de un interruptor denominado: PFL, cue, solo, monitor (en este aspecto cada fabricante lo bautiza según sus criterios). Al activarlo, aparecerá el nivel en el medidor correspondiente, tipo VUmetro o Picómetro y podremos escucharlo en nuestra propia cuña.

Y ahora, la cuña o monitor del técnico de monitores. Para empezar, debería ser del mismo modelo o tipo que el utilizado para los músicos, así la ecualización sonará igual. Esta cuña necesitará ser conectada a una etapa o canal de etapa sólo para este cometido; ideal si es de la misma marca, modelo y potencia que las utilizadas en nuestro sistema de monitores. Esta etapa recibirá señal, balanceada o no balanceada, dependiendo de la categoría de la mesa de monitores, de una salida de la mesa de monitores dedicada especialmente y denominada: monitor out, cue out, y… Esta salida va ligada a un potenciómetro para ajustar en nivel de volumen. Este potenciómetro puede ser rotativo o deslizante, también depende del modelo de mesa. ¡Ah!, A algunos técnicos le gusta utilizar un grupo de salida, como si formaran parte del grupo, para disponer de las mismas condiciones de escucha. Esto último está bien si sobran los envíos….

Sigamos hablando de la mesa de monitores. Después de repasar los canales de entrada, los grupos de envío, el sistema de escucha y el sistema de medida de nivel, solo nos queda hablar de los grupos de salida. Estos pueden estar en un extremo de la mesa, normalmente el derecho, o bien en el centro, dependiendo del modelo. Lo que si es común en la mayoría de las mesas de monitores es que el nivel de salida, se regula con potenciómetros deslizantes. En la sección de salida también podemos encontrar un ecualizador paramétrico, muy práctico en la mayoría de casos; retornos -estéreo o mono- para efectos tipo reverberación sin tener que pasarlos por un canal de mesa. El sistema de escucha para monitorizar el envío, que en el caso de los grupos de salida siempre es señal post fader para controlar mejor los niveles. La salida de señal hacia los racks de potencia suele ser a través de conectores canon y por tanto balanceada. Los ecualizadores se conectarán a los puntos de inserción.

Casi todas las mesas incluyen un par de envíos de Aux para poder tener efectos tipo reverberación en monitores. Hay que estar atento con los efectos en monitores puesto que pueden producir un efecto contrario al deseado, es decir, enmascarar el original. Van bien para aquellos cantantes que necesitan sentirse un poco arropados, no para ponerlos en la caja, etc.

En caso de ser necesarios, pueden usarse para disponer de dos envíos más, aunque no tendrán salida por el master y por tanto no tendrán punto de inserción, por ello se recomienda usarlos para envíos que no ofrezcan problemas, como unos teclados, el bajo, etc, donde normalmente trabajaremos con señales de línea.

 

En la próxima y última entrega cerraremos este tema, enfocados en el ecualizador dentro del rack y algunos trucos más! Nos vemos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s